miércoles, 1 de agosto de 2018

Reseña “El día que dejó de nevar en Alaska – Alice Kellen”


Título: El día que dejó de nevar en Alaska  
Autor: Alice Kellen
N° de páginas: 348 páginas
Editorial: Ediciones Urano / Sello Titania
Fecha de Publicación en español: Octubre 2017


SINOPSIS: 

Un chico con el corazón de hielo.
Una chica que huye de sí misma.
Dos destinos que se cruzan.

Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás.

Pero, a veces la vida te da
una segunda oportunidad. La nieve
empieza a derretirse. Y todo encaja.


GRACIAS A EDICIONES URANO POR EL LIBRO PARA ESTA RESEÑA


MI OPINIÓN:

Dado que últimamente es muy difícil para mí escribir las reseñas he decidido empezar esta apenas he terminado el libro, con un poco de suerte lograre terminarla en una sola sentada.

Si tienen tiempo en el blog y no se pierden ninguna reseña (lo cual no creo porque la que se pierde soy yo) sabrán que mi relación con Alice Kellen es… rara. La primera vez que leí un libro de ella quede mal, y me refiero a que fue una lectura que no disfrute nada, con 33 razones para volver a verte quede algo aburrida por el ritmo del libro que a mi parecer es algo lento. Luego decidí intentarlo con 23 Otoños antes de ti y este sí que me gusto, porque sentí que la historia se desarrollaba mejor, y así es como logré redimirme con la autora, la seguí en twitter y todo.

Y después de haber visto lo que decían de este libro estaba entusiasmada por leerlo, y saber cómo iba a quedar mi relación con la autora, se los resumo así, es como un amor-odio, al final les diré el porqué.

La sinopsis explica el contexto en general muy bien, esta chica Heather está huyendo de sus problemas y termina en Alaska, más específicamente en Inovik Lake, ya desde aquí la historia me fue interesante, es decir Alaska es un paisaje diferente a lo que se suele leer en este género, puntos a favor. Desde el primer momento su personaje me completo, está cargando muchos demonios y luchando contra ellos. Bien ahí Alice.

Cuando llega al pueblito conoce a un señor llamado John que al principio le da miedo y prácticamente la corre de la ciudad pero que después se convierte en su amigo, la ayuda y la cuida. En realidad, su primer contacto es con Caos, un husky que se gana completamente su corazón y se convierte en su mejor amigo, ya que desde ese primer encuentro se vuelven inseparables.

De aquí nos vamos a Heather empeñándose en quedarse a vivir en el pueblo y consiguiendo un trabajo (gracias a John) en el bar Lemmini y es aquí cuando empieza la historia romántica, me voy a tomar la libertad de citar textualmente a Kellen:


“Me giro sorprendida y dispuesta a contestar, pero cambio de idea en cuanto me encuentro con sus ojos. Con esos ojos. Azules, frios e impactantes. Su mirada me atrapa, tiene algo cautivador que consigue que se me disparen las pulsaciones… No creo en los flechazos”

REALLY!? Acabo de decir que ya me estoy cansando de esto y me ponen este pensamiento típico de un primer encuentro, típico de un flechazo, oigan yo quiero saber si de verdad una puede sentirse así solo con ver los ojos de alguien, que me suceda a mí por favor ☹ 
Entonces les juro que pensé que iba a ser más de lo mismo, pero mi curiosidad por Heather y sus demonios me hicieron continuar. Gracias al universo por mi curiosidad, no me arrepiento de haber seguido leyendo. Cuenta su dinámica familiar, sobre Alison, uno de sus demonios y como le hizo mucho daño y termino rompiéndola.


El de los Ojos azules es Nilak, quien también trabaja en el bar (¿o es el dueño? Ya no me acuerdo bien) y con quien al principio está en modo “te ignoro, no me agradas” pero que claro que despierta la curiosidad de Heather y después de cierto incidente con unos clientes terminan en una especie de dinámica donde el la acompaña a casa todas las noches tras terminar el trabajo.


Nilak también tiene sus demonios, por eso es tan retraído y reservado, literalmente porque casi no habla, pero en el fondo desde el principio se ve que es una buena persona a la cual solo le tocado ha sufrido en la vida. Y en cierto punto puedes llegar a sentir compasión por el cuándo conoces el pasado con el que esta cargando.




Ahora, volvamos al mejor amigo del hombre, o en este caso de Heather, Caos, como les dije es un Husky, uno de los perros que John tiene y a los cuales entrena para el mushing (deporte nacional en Alaska, el uso de perros de trineos y esquís) este señor al ver lo unidos que son la chica y el perro decide intentar canicross, una modalidad del mushing que consiste en correr con un perro unidos por un arnés, y resulta que después de un tiempo ambos son muy buenos, dado que a Heather le gusta mucho correr. Y como Nilak entiende de ese tema y ella quiere probar que Caos vale la pena, pues le pide ayuda y se termina convirtiendo en su especie de entrenador. 

Y es de esta forma que empiezan a compaginar más e intercambian palabras y besos también, pero de forma muy moderada porque el aplica la típica acción de “estoy muy jodido Heather no quiero lastimarte” y Heather sufre porque le gusta la mala vida (ahora entienden porque la siento tan cercana)

Así que por esto el lado del romance se desarrolló lento, pero con motivos y metiendo ciertos elementos que hacen que aun así la historia tenga ritmo y sea entretenida. Hasta el punto en que su atracción ya no se puede controlar y como que empieza a ser más directos y personales.

Ahora algo que no he mencionado es que además de los capítulos narrados por Heather, tenemos capítulos en forma de diario de una chica llamada Annie, quien cuenta como se enamora de Kayden Storm y habla sobre su relación, sus altos y bajos, sus planes a futuro, etc.



Y la bomba explota cuando entendemos el modo en que estas historias se relacionan y es aquí cuando le aplaudo a esta señora porque no me lo esperaba, me concentre tanto en Heather que no puse atención a los detalles, ni siquiera sé si de todas formas me pudiese haber imaginado este giro en la historia. Pero una vez que la misma autora sigue aclarando esta unión te das cuenta de que tiene sentido.

Al final los asuntos pendientes entre los protagonistas se aclaran, al paso de la historia los dos se abren y se cuentan mutuamente todo lo malo que cargan y porque no deberían estar una relación. En especial Heather que de una forma muy natural le cuenta a Nilak sus problemas y su pasado, y de cierta forma esto le sirve de terapia para superar poco a poco todo eso.

El tema del romance avanza bien, el tema del deporte funciona bien y resulta entretenido, los personajes secundarios complementan la historia de un modo agradable, tienen su propósito y sus momentos para robar foco. En conclusión, el libro funciona de una forma excelente.

Así que es aquí cuando les digo que mi relación con Alice Kellen esta perfecta y normal, como deberían ser todas las relaciones, le estoy agradecida por escribir y crear a Heather, por haberle dado muchas heridas y haberlas sanado durante el libro, siento que yo también lo hice y a la vez quiero reclamarle por ese primer encuentro que me traumo. Pero, en fin, no será la última vez que verán una reseña de ella aquí en el blog. Les voy a dejar sus redes sociales por si sienten curiosidad por alguno de sus libros.
WOW! Termine la reseña de hoy en un solo día, no lo puedo creer, ya solo falta agregar las imágenes (Obviamente ustedes ya están viendo el resultado final), cortesía del tablero de Pinterest de la autora (otro motivo más para agradecerle), espero les guste, yo me siento orgullosa de como quedo. Y si el trabajo quiere nos leemos pronto 😉


Redes Sociales de Alice Kellen


6 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Ayyy dios mío yo también estoy cansada de esos típicos flechazos. En serio, conozco a mucha gente con ojos azules y EN MI VIDA me ha pasado una cosa así, por dios. Y la historia típica de: "me gustas pero me alejo porque tengo un pasado oscuro y no quiero hacerte daño" también me saca bastante de quicio. En fin, no se si lo leeré o no, porque aún con todo parece que tiene unos buenos personajes.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. hola! que hermosa frase final, segundas oportunidades!! gracias por la reseña, saludosbuhos

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Este libro lo leí hace poco y me encantó.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  4. Hola! He visto varias reseñas d este libro y pese a que me parece entretenido no termina de llamarme del todo así que por el momento no creo que me anime con él aunque no lo descarto. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. TOCAYA!
    Hola, espero estés bien.
    Morí porque si era muy cliché, pero como bien lo has dicho, ha valido la pena.
    Al final, Alice hace libros muy bonitos y originales. Es por eso que la seguiré leyendo.
    Me da gusto ver que su relación no terminó mal HHAHAHAHA
    Ya veremos el siguiente libro que saque.
    Nos seguimos leyendo :D

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    La A-M-É, jajajaja, tiene mucha razón. Es un cliché pero Alice supo hacerlo muy bien, para que terminara en un "no es lo mismo, pero es igual"... ¡bien!

    Mi favorito hasta el momento es ese y en segundo lugar es el de 23 otoños. A ver qué tal con 13 locuras.

    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar! Si quieres ver mi respuesta, activa la opción de "notificarme".
Reviso y respondo cada uno de los comentarios :)